Excursiones

Isla de Marlodge// Piragua

IMG_1735
IMG_1735

press to zoom
IMG_1735
IMG_1735

press to zoom
1/1

La ISLA DE MAR LODJ
En la Isla de Mar Lodj viven unas 5500 personas repartidas en 4 pueblos: Mar Fafaco con 2500hb, Mar Lodj con 2200hb, Mar Soulou con 500hb, y el islote próximo de Wandié con 300hb (todos ellos de la misma familia!). El camino entre los pueblos es bonito e interesante, y se puede hacer a pie, en carro y caballo o en barca. No hay ni carreteras ni coches.
El paisaje es de sabana y de manglares de delta. No llueve mucho, excepto en la época de lluvias que va de finales de junio a mediados de octubre.
La Isla vive del cultivo de arroz, mijo, cacahuetes y otras legumbres. También se dedican a la ganadería, a la pesca y al turismo.
En la Isla de Mar Lodj la cultura mayoritaria es la serere. conviven 3 religiones: el islam, el cristianismo y el animismo.
Hay 2 centros de salud, 2 centros de maternidad, 4 escuelas de las cuales 3 sueño públicas, 2 hogares de niños y 1 instituto de educación secundaria a Mar Soulou.

EL PUEBLO DE MAR LODJ
El pueblo Mar Lodj donde nosotros vivimos, es el primer pueblo de la isla de Mar Lodj donde se llega desde el embarcadero de Ndangane. En el pueblo hay dos zonas suficientes diferenciadas, la costa y el interior, separadas por un ancho espacio de arena donde no se puede construir porque es zona de paso por el ganado.

A la COSTA hay un embarcadero, algunos alojamientos turísticos y casas. El ambiente a la costa es tranquilo y el entorno es agradable; hay pocas construcciones y poca gente. Las playas su cómodos y muy bonitas: de arena fina, poco profundas, con grandes árboles que llegan hasta pie de mar... También hay playas más salvajes y llenas de vegetación.

En el interior hay el PUEBLO de la gente de toda la vida. La mayoría de las familias que viven sueño de cultura serere, y el pueblo se organiza de manera tradicional: calles anchas de arena, casas de familias extensas rodeadas de cercados de cañas, animalets a los patios, carros y caballos.... y una gran plaza central (NGUEL) en la que hay unos árboles impresionantes, la mezquita, la iglesia y la botigueta de víveres.

El NGUEL es el punto de encuentro de todo y de todo el mundo; se hace el mercado de verduras y pez, la gente se reúne para tomar el té en la sombra... También hay la cabaneta del tam tam telephone, un tambor que antiguamente se usaba para avisar a la gente que estaba lejos que pasaba algo importante.

Es interesante pasear por los callejones de Mar Lodj y conocer como viven sus habitantes, conocer el mercado artesanal de la asociación de mujeres y visitar los tres árboles que han crecido entrelazados simbolizando la convivencia y la armonía entre el Islam, el cristianismo y el animismo. Es un lugar de paz y de vida tranquila que conserva la esencia de la cultura serere.

Reserva de Bandia

IMG_0776
IMG_0776

press to zoom
IMG_0776
IMG_0776

press to zoom
1/1

Al sur de Dakar, a pocos kilómetros de la costa de Saly en Senegal se extiende la reserva natural de Bandia. Se trata de una extensión de unas 3.000 hectáreas donde principalmente crecen las acacias, los baobabs y las mimosas salvajes. En este hábitat conviven un buen número de animales y especies autóctonas de África. Entre ellos no veréis prácticamente carnívoros siendo la mayoría de sus habitantes mamíferos herbívoros.

En la Reserva Natural de Bandia conviven 30 jirafas, un elevado número de gacelas, tortugas enormes, cabras, pitones, cocodrilos, jabalíes, cebras, avestruces, rinocerontes, hienas, unos 200 antílopes de los que destacan la raza impala y la derbi.

Joal Fadiouth Isla de las Conchas

IMG_6281
IMG_6281

press to zoom
IMG_6281
IMG_6281

press to zoom
1/1

Venir a la isla de las Conchas (Joal-Fadiouth) es una visita imprescindible en cualquier viaje a Senegal. No solo por su curiosa formación sino también por su historia, sus habitantes y su cultura. Aquí encontramos uno de los ejemplos más inspiradores de convivencia entre religiones, un camposanto compartido por 3 creencias diferentes, los cristianos, los musulmanes y los animistas. Todos enterrados en el mismo sitio.

Parece ser que la llegada de los Sereres (la etnia de la isla) podría deberse a los Almorávides y su continuo avance. Esto provocó que terminaran ocupando la “Petite-Côte” y la región de Siné. Joal es la parte continental y Fadiouth es la islaformada por la acumulación de conchas. A la isla de Fadiouth se accede desde Joal por un largo puente de madera de un poco menos de medio kilómetro. 

 

La isla de las conchas tiene una gran singularidad, en un país donde el 90% de la población es musulmana aquí se invierte el porcentaje. El 90% de sus habitantes son católicos y el resto musulmanes o animistas. Es un gran ejemplo de convivencia entre religiones. Aquí los habitantes cristianos tienen un segundo nombre musulmán. Así mismo los habitantes musulmanes tienen como segundo nombre uno cristiano. Además, la mezquita fue reconstruida después de un incendio gracias a las donaciones de cristianos.

 

Si algo en la aldea simboliza ese respeto y tolerancia entre religiones es el cementerio que comparten. Es el único cementerio en el país donde podemos encontrar a cristianos, musulmanes y animistas. Para llegar al cementerio debemos cruzar otro puente pues está en otra isla. Al hacerlo llegamos a un espacio muy singular lleno de cruces y baobabs. Si lo recorres verás la parte cristiana, la parte musulmana y la parte animista. Aquí reposa el primer misionero francés muerto en Senegal, está enterrado en el punto más alto del cementerio. Puente de llagada a la isla y al famoso cementerio de las 3 religiones:​​

 

En la isla no hay vehículos de motor, solo en ocasiones especiales se puede entrar con vehículos del tipo bicitaxis. También hay carros tirados por burros. Este es uno de los pocos lugares de Senegal donde veremos cerdos, aquí como son católicos los pueden criar y comer.

Las calles están repletas de gente tranquila, vendiendo sus artesanías y pescados. Parece que tropezamos con un mercadillo.

IMG_0658
IMG_0658

press to zoom
IMG_0657
IMG_0657

press to zoom
IMG_0658
IMG_0658

press to zoom
1/2

Entre playas arenosas, acantilados de arcilla y colinas de piedra, Toubab Dialaw es un pequeño pueblo de pescadores que crece poco a poco con la explosión de bienes raíces.

Publicado el 23 de diciembre de 2009 | 3 comentarios

Habitada principalmente por Lebous, un pueblo indígena acogedor y alegre, hoy en día está orientado casi exclusivamente hacia el turismo.

Una comunidad multicultural y muy solidaria se ha ido construyendo gradualmente alrededor de la aldea tradicional. Expatriados de todas las nacionalidades y Dakarois que buscan un segundo hogar conviven y participan juntos en el desarrollo del pueblo.

Germaine Acogny lo sintió cuando llegó a establecer su centro internacional de bailes tradicionales y contemporáneos con vistas a la laguna que se está restaurando con fondos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial. Se invita a toda la población a disfrutar de sus creaciones artísticas ante el resto del mundo.

Si tiene suerte, podrá asistir a las sesiones de curación ritual organizadas por una fuerte comunidad de curanderos tradicionales de la aldea.

Entre el ocio y los cursos de ritmo y bailes tradicionales, paseos en carruaje o en caballos o sesiones de lucha popular, el pueblo ofrece una amplia gama de actividades y espectáculos según la temporada.

IMG_6506
IMG_6506

press to zoom
IMG_6508
IMG_6508

press to zoom
IMG_6503
IMG_6503

press to zoom
IMG_6506
IMG_6506

press to zoom
1/4

El turismo verde está a día de hoy en pleno desarrollo, numerosas infraestructuras respetuosas con el entorno se van desarrollando en una dirección que nos invita a integrarnos y comunicarnos con sus habitantes, descubrir ecosistemas protegidos, disfrutar de las aguas termales o simplemente desconectar de los ritmos de vida de una sociedad acelerada. Estos son solo algunos de los beneficios que nos ofrece, sin olvidar que un porcentaje de los ingresos generados están destinados a la conservación de los paraísos naturales.

Esta política de repercusión directa en el entorno es una de las claves para buscar la minimización del impacto humano y la conservación, ya que este es el principal activo junto a la población local y su cultura.

La mayoría de estos centros ecoturísticos se encuentran en el entorno de Siné-Saloum, una de las regiones más impresionantes de Senegal. Se trata de un área rural cuya actividad principal es la pesca. La ubicación en un parque nacional, el del Delta del Saloum, simplemente impresiona por su abundante flora y fauna.

IMG_1955
IMG_1955

press to zoom
IMG_1955
IMG_1955

press to zoom
1/1

La Mezquita de Touba es una de las más grandes de Oriente Medio. Al igual que la Mezquita de Medina, suele estar en permanente construcción, ya que cada nuevo líder religioso que surge quiere hacerle nuevos añadidos. Por tanto, existen varias cúpulas, minaretes y partes de la mezquita que llevan el nombre del líder que las construyó, o las mandó construir, claro está. La tumba de Ahmadou Bambase encuentra en su interior.

Es la tercera mezquita más alta del mundo. Su minarete tiene 87 metros de altura, y la voz del almuédano se puede oír en un radio de 45 kilómetros a la redonda. Como os decimos, fue construida en varias etapas, de modo que, realmente, nada coincide plenamente. La mayoría de las cúpulas son de color púrpura, pero también las hay azules, verdes y turquesas. El interior está lleno de pilares, mosaicos de azulejos y baldosas, paredes y techos tallados. El ambiente es silencioso, oscuro e impresionante.

 

En ella es común ver a los orantes islámicos realizar sus cinco oraciones diarias, avanzando poco a poco por el interior dle templo, buscando bendiciones y ofreciendo limosnas. Cuando Ahmadou Bamba murió en 1927, jamás pudo imaginar que sus restos pasarían a convertirse en objeto de culto. En 1891 afirmó haber visto al profeta Mahoma en Touba, con lo que sus discípulos, haciendo caso a sus palabras, se dirigieron a la ciudad para seguirle. Cada año, los habitantes de Touba celebran una ceremonia religiosa, de una semana de duración, en la que conmemoran el regreso de Ahmadou Bamba del exilio al que fue sometido por las autoridades francesas en Gabón. Más de 200.000 fieles de todo Senegal se reúnen en esta celebración.

Justo en el lugar en que Bamba soñó con el Profeta, se ha erigido un hermoso jardín con arroyos de agua dulce. El agua de esta fuente, llamada Er Ain Rahma, o primavera de misericordia, es una gran bendición para los que se adentran por los calurosos caminos de Senegal. Muchos de los visitantes se llevan pequeñas cantidades de esta agua, a la que algunos lugareños califican como milagrosa.

De hecho, hay muchas cosas en Touba que nos recuerdan a la Medina árabe. Si en Medina los fieles oran ante la tumba de Mahoma, en Touba los islamistas veneran al jeque Bamba. Asimismo, los descendientes de ambos son venerados, porque se cree que siguen desempeñando su liderato místico. Según cuentan en Touba, esta mezquita fue realmente construida para aquellos musulmanes de Senegalque, por motivos económicos, no podían visitar el santuario de Medina.